jueves, 26 de marzo de 2009

Message in a bottle



No es el temaso de The Police y Sting, sino la iniciativa de una consultora española que quiere probar la teoría de los seis grados de separación enviándole una carta escrita por un equipo de juveniles en una botella al mismísimo Jonah Lomu.
Torres y Carrera es una consultora de comunicación de España y quieren probar que cualquier individuo del planeta está conectado con cualquier otro, a través de una cadena de conocidos con tan sólo cinco eslabones o puntos de unión. Los niños del equipo infantil Vigo Rugby Club fueron los elegidos para demostrar la teoría de los seis grados de separación, a través de una carta dirigida a Jonah Lomu, estrella de los All Blacks. En estos momentos, la botella con la carta al grandote está camino a Irlanda desde donde deberá seguir su periplo hacia Nueva Zelanda. Joe Scully, ex-jugador del Vigo Rugby Club y primer portador, inicia los Seis Grados. En la foto, se dirige con el mensaje a las puertas de embarque del aeropuerto de Vigo. La botella está camino de Dublín.
Para registrar la hoja de ruta del mensaje, la consultora puso on line un blog con el progreso del experimento: http://www.mensajealomu.blogspot.com/
Esta es la carta que los chicos españoles le escribieron al gigante kiwi:
Estimado Jonah:
Te escribimos esta carta porque para nosotros eres el mejor jugador de rugby de todos los tiempos y porque, en los difíciles momentos que atravesamos, eres nuestro ejemplo a seguir.
Verás, somos los jugadores de las categorías infantil y cadete del equipo de rugby de Vigo. Vigo es una ciudad industrial de la costa atlántica de España. Aquí no hay mucha afición por nuestro deporte pero ya sabes que cuando el gusanillo del rugby te entra en el cuerpo da igual que haya mucha o poca gente en la grada.
Con lo que te hemos dicho comprenderás que, en condiciones normales, jugar a rugby por aquí no resulta fácil. Pero ahora, con la crisis económica es peor. El paro crece a nuestro alrededor, las empresas cierran y el horizonte pinta verdaderamente mal.
Esta situación nos afecta tanto porque lo vivimos en nuestras familias como en el entorno del club. Este año empezamos la competición sin patrocinadores. Los que había se fueron porque les iban mal las cosas. Al final hemos conseguido saltar una vez más al campo porque los veteranos del club se han mojado y han puesto dinero de su bolsillo.
Como ves, no tenemos muchos motivos para estar contentos. Pero sí tenemos uno para seguir luchando: el rugby. Nuestro entrenador insiste en que hay que aprender a caer y a levantarse. Y eso es lo que hacemos, día a día… Y el truco que empleamos para levantarnos más rápido y con más fuerza es pensar en mitos de nuestro deporte. Como tú, corriendo y arrollando a tus adversarios. Eres el mejor Jonah.
Y con esto acabamos. No queremos hacer una carta de llorar. Esta es un mensaje de lucha, de los que no se rinden. Te saludamos, Jonah, con la ilusión de ser, algún día, tan fuertes como tú. De cuerpo y de cabeza.
Un abrazo de todos los jugadores de infantiles, cadetes y de las escuelas formativas del Vigo Rugby Club.

No hay comentarios:

Loading...